Archive for the ‘Che’ Category

Ali Oli

Thursday, July 5th, 2012

In Lebanon they call it “Toom” or “Toum” which literally means garlic. Our Egyptian siblings call it “Tooma”… Our Greek cousins have a similar version which they call “skordalia” and in Spain it’s referred to as “Aioli”. In the US it is generally referred to as garlic sauce, however the fact of the matter is that it’s closer to being a paste than a sauce. The intent at the end is the same, and whatever the name is, a successful garlic sauce has a white, creamy texture similar to that of mayo, sour cream or “Labneh” and with a pungent aroma of garlic, and a mouth-watering tong-tingling blood-pressure-lowering flavor that is a perfect marriage between garlic and lemon juice, and is perfect to add to any recipe to improve their flavor, so for everyone eating healthy or in a Premier keto for losing weight, this sauce could be really good to improve their food since is really healthy as well.

Garlic Sauce Used in a Chicken Shish Tawook Sandwich
This garlic paste goes very well with many BBQs, especially chicken Shawarma, grilled chicken, kebob BBQ and Chicken Shish Tawook (featured above). You can also spread it over baked or boiled potatoes along with a sprinkle of Cayenne pepper and dried mint, and it also tastes wonderful if you wrap it in a pita bread along with some salty cheese and grill it in a panini grill. Finally, some may be surprised but we tried it spread over Kibbeh Nayyeh (raw kibbeh) and it was out of this world. Check out our Chicken Shawarma , Chicken Shish Tawook, or Lebanese Grilled Chicken recipes.

The SECRET is in the Process of Emulsion, or Emulsification
One day while discussing the process of making this garlic sauce with a dear family friend, Dr. Hisham Abdallah who is a Biotech scientist, and while complaining about how delicate making this sauce is, he pointed out that the reason the sauce breaks is likely due to certain violations that are happening to the process of “emulsification.” It turns out that a chemical reaction called “emulsification” is at the very heart of the making of the garlic sauce.

Simply put, emulsification is a process which allows liquids (water) and oils to “mix,” and turn into a “cream” in the presence of an emulsifier or emulsifying agent, and with the help of an external mechanical force such as grinding, shaking, stirring, spinning, or even using ultrasonic waves. The sequence in which oils and water are added, and the ratios also matter a lot and an imbalance can easily break the emulsification process and turn the ingredients back into a liquid state. That is exactly what happens when our garlic paste breaks in frustration as it gets overwhelmed with oil.

Lebanese Garlic Sauce and Paste

The process of emulsification is used in the beauty and medical industry to make creams and beauty products, and it’s the same process used in making Mayonnaise and vinaigrette, and of course, this garlic paste.

Lecithin is a common emulsifier that is used in the food industry in making creamy food products. It is found naturally in eggs and in soy beans. That is why some folks use an egg white in making this garlic dip in order to help speeding the process of emulsification and to increase the chances of success. However we personally don’t like using raw eggs in our garlic dip mainly because we feel that it leaves an undesirable subtle aftertaste, even though many folks don’t even notice it due to the potent flavor of garlic. Instead, we depend purely on the emulsifiers that naturally occur in the garlic. This along with some patience, and a careful following of the procedure, should yield an egg-free successful fluffy garlic paste. If one wants to go the extra step, Soy Lecithin which can be found in specialty baking stores, or on Amazon, can also be used as an added emulsifier in making this garlic dip. Mira, a molecular gastronomy blogger noted that Lecithin shouldn’t alter the taste if used in small quantities.

Post to Twitter Post to Facebook Post to Google Buzz Post to Yahoo Buzz Post to Delicious Post to Digg Post to MySpace

El maravilloso mundo de los condimentos: los aromáticos, las semillas

Wednesday, July 6th, 2011

Anís
El anís se conoce y utiliza desde hace siglos, sobre todo como hierba medicinal, por sus propiedades digestivas. Vamos a diferenciar dos tipos de anís: el anís común o matalahúga (originario de Oriente Medio) y el estrellado o badiana, originario de China y con los frutos en forma de estrella. Hay que tener cuidado porque, como otras plantas, si se toma en grandes dosis es tóxico.

Como condimento se utiliza la hoja fresca o seca y el grano. La hoja sirve para adobar ciertas verduras como habas, guisantes y zanahorias; también para infusiones y para adobar carnes de cerdo o pato. También se usa para ensaladas, sopas y salsas. Las semillas se usan en repostería (tartas, rosquillas, tortas, galletas), panadería, salsas y para bebidas (licor de anís, café de anís). También se incluyen en algunos embutidos.

Me dice Frescca que también se utiliza el anís para elaborar perfumes, aunque yo sólo lo uso para perfumar mis platos.

Enebro
Enebro con enebrinasEl enebro (originario de Europa) es una planta muy útil. Tiene aplicaciones homeopáticas y se usa como condimento en la preparación de platos y licores. Sus bayas, las enebrinas, se utilizan maduras y secas como condimento en la cocción de algunas verduras y salsas de carne. Se usa en la preparación de adobos y conservas, carnes de cerdo y caza, y como aromatizante de la ginebra.

Además, la resina de enebro se utiliza para curar heridas y resfriados, por su efecto balsámico. La madera es apreciada para fabricar muebles y en jardinería, porque su versatilidad en el “modelado” (topiaria), como el tejo o el boj.

Comino
Originario de Oriente. La especia es una semilla pequeña de color verdoso, forma elíptica y sabor dulce. Se parece al anís, pero es un poco picante.

El comino se utiliza para condimentar algunos platos de carne, aromatizar licores, quesos y productos de repostería. Es una especia común en la preparación de adobos, encurtidos y conservas. Es un ingrediente del cuscús, del humus y del gazpacho andaluz.

Medicinalmente, tiene la propiedad de prevenir cólicos.

Curry
Es un condimento de origen indio. Aunque el curry original es un batiburrillo, porque en India hay millones de variedades, el curry comercial suele estar compuesto por una mezcla de especias como cúrcuma, pimienta, mostaza, jengibre, canela y otras. Suele venir en polvo y es de color amarillo o rojizo. Se utiliza para preparar arroces, carnes, pescados y huevos, platos que suelen adoptar el nombre de la especia (como el arroz al curry o el pollo al curry). Aunque ya os digo, que si viajáis a India, Pakistán y países del sudeste asiático, o incluso a los restaurantes indios del Reino Unido, descubriréis que el curry no es un frasco de polvos, sino una cultura culinaria ancestral y bastante compleja.

Nuez moscada
Che Dorée rallando nuez moscadaEs la semilla seca de un árbol procedente de la Isla de las Especias (las Molucas de Indonesia) y hermana de leche de otra especia llamada macis (que es la piel que recubre a la propia nuez). Se utiliza en polvo, rallando la semilla en el momento de usarla, porque resulta más aromática. Se usa en pasteles, cremas dulces, sopas cremosas y conservas, platos con queso… Va bien con el puré de patatas y con salsas blancas tipo bechamel.

Vainilla
Es la vaina procedente de una orquídea trepadora de zonas tropicales (Vanilla planifolia). De ahí su nombre: vainilla, vaina pequeña, porque a los conquistadores españoles les pareció igual que la vaina de una espada cuando la vieron por primera vez en Veracruz (México). La vainilla se usa para hacer bombones. De hecho, los mayas y los aztecas ya mezclaban la vainilla con una bebida de cacao. También se utiliza como condimento para salsas dulces, pasteles, postres, cremas, helados, natillas, infusiones, licores… Por su aroma penetrante, se usa en cosmética (si no lo digo, la Frescca me mata).

Otro día más…

Toda la serie sobre condimentos:

  1. El maravilloso mundo de los condimentos
  2. El maravilloso mundo de los condimentos: la sal
  3. El maravilloso mundo de los condimentos: los ácidos
  4. El maravilloso mundo de los condimentos: los acres, la pimienta
  5. El maravilloso mundo de los condimentos: los acres, la mostaza
  6. El maravilloso mundo de los condimentos: los acres, el pimentón
  7. El maravilloso mundo de los condimentos: los aromáticos, las semillas

Post to Twitter Post to Facebook Post to Google Buzz Post to Yahoo Buzz Post to Delicious Post to Digg Post to MySpace

El maravilloso mundo de los condimentos: los acres, el pimentón

Thursday, May 12th, 2011

blog-doree-pimentonCon ciertas variedades de pimientos rojos, secos y molidos, obtenemos el pimentón, paprika o ají de color. Con pimentón garantizamos en los platos que elaboremos un bonito color anaranjado, porque el pimentón es un gran colorante natural.

Al ser un hombre tan leído, puedo hablaros de muchos lugares; por ejemplo, en el país que se llama España es fundamental el uso del pimentón para elaborar ciertos platos como “el pulpo a la gallega” o los “chorizos”. Por cierto: importamos cultura gastronómica, así que en Loto’s hacemos unas patatas bravas con pimentón que no tienen desperdicio.

Parece que la planta del pimiento (Capsicum annuum) procede de México y Centroamérica, y luego se extendió a Europa, desde España, a partir del “Descubrimiento de América”. Pero también lo encontramos en el Sur de Asia desde tiempo inmemorial. Así se entiende la gran variedad de pimientos que hay, y que en cada casa surgieran de forma distinta: dulces, picantes, muy picantes… ¡Mmmm…! Me extasío sólo con pensar en la cantidad de pimientos que nacen en lugares tan contrapuestos.

Hay tres clases de pimentón, principalmente:

  • Pimentón dulce: el más utilizado. Su aroma es frágil y es poco picante, porque para su elaboración no se utilizan los pedúnculos y cálices del pimiento. Se usa para gazpacho, pulpo…
  • Pimentón agridulce, cosa intermedia entre el dulce y el picante, por si no te gusta lo soso pero tampoco lo excesivo.
  • Pimentón picante: pica y es aromático (sobre todo el de La Vera, Cáceres, que se seca al humo). Se usa para hacer chorizo, chistorra, sobrasada, y como adobo de carnes y pescados, ya que además el pimentón es un gran conservador de los alimentos.

Pimentón

En España, el pimentón es casi una institución, tanto que en una localidad española, Jaraíz de la Vera, existe un museo dedicado a la especia roja, el “oro rojo” como le llaman algunos. En ese museo se cuenta la historia del pimentón, cómo se elabora, los tipos de pimiento que se usan para hacerlo y algo que le encantaría a mi querida colaboradora Lara Ball: una exposición de latas donde es tradición envasar el pimentón. ¡Ah! Y no me olvido del pimentón de Murcia, también en España.

Toda la serie sobre condimentos:

  1. El maravilloso mundo de los condimentos
  2. El maravilloso mundo de los condimentos: la sal
  3. El maravilloso mundo de los condimentos: los ácidos
  4. El maravilloso mundo de los condimentos: los acres, la pimienta
  5. El maravilloso mundo de los condimentos: los acres, la mostaza
  6. El maravilloso mundo de los condimentos: los acres, el pimentón
  7. El maravilloso mundo de los condimentos: los aromáticos, las semillas

Post to Twitter Post to Facebook Post to Google Buzz Post to Yahoo Buzz Post to Delicious Post to Digg Post to MySpace

El maravilloso mundo de los condimentos: los acres, la mostaza

Monday, April 18th, 2011

Mostaza blanca
La planta de la mostaza es crucífera, claro, evidentísimo, porque tiene la flor en forma de cruz. Lo que se usa de la mostaza es la semilla, pero lo que seguro que conocéis mejor es la pasta de mostaza, invento de los romanos, que ellos empezaron a mezclar con mosto (que es el zumo de la uva). Luego, en la Edad Media, algún magistral cocinero de mi estirpe tuvo la genial idea de empezar a usarla en la cocina, sobre todo para los platos de carne. Y así ha ido evolucionando hasta nuestros días.

Hacer salsa o pasta de mostaza es sencillo: semillas de mostaza bien machacadas, añadir agua fría poco a poco, un poco de vinagre o cerveza y una pizca de sal. También podéis añadir algún condimento singular que haga de vuestra mostaza una mostaza única. Yo tengo secretos que nunca desvelo.

Hay tres clases de semilla de mostaza: la negra que es picantísima, la parda y, por último, la blanca, que es la que usan los ingleses y los americanos.

Y… Salsas de mostaza hay muchísimas. Voy a destacar las que a mi me gustan más:

Dorée y mostaza americana

  • Mostaza de Dijon, francesa, amarillenta y de sabor fuerte.
  • Mostaza bordelesa, más oscura y suave.
  • Mostaza inglesa: fuerte y de color oscuro. Se compone de granos de mostaza negros y blancos molidos con una pizca de cúrcuma, que es una especia que forma parte del curry.
  • Mostaza de Meaux: una crema con las semillas parcialmente trituradas.
  • Mostaza alemana: granulosa y de sabor fuerte, muy buena para salchichas.
  • Y la más famosa… La mostaza americana… Pero de ese asunto no quiero hablar. Aún recuerdo con pavor al creador de la primera cadena de restaurantes de comida rápida, White Castle, que apareció en Loto’s y me puso manga por hombro toda la cocina.

En el restarurante Mahal’ós, regentado por unos amigos de la India, hacen algo excepcional. ¡Ellos sí que saben de mostaza! Lo que hacen es freírla con el resto de especias que vayan a usar en un poco de aceite antes de añadir el resto de los ingredientes. Probadlo si podéis.

De momento, no os voy a contar más, aunque podría deciros muchas más cosas sobre la mostaza. En Qilania no tenemos ninguna planta de mostaza autóctona, pero Lloyd Connery, jefe de logística, está plantando en su vivero. Máxima qilaniana que me acabo de inventar: “generar y regenerar sin degenerar, ¡tan natural como la vida misma!”. Os lo dice uno que sabe.

Toda la serie sobre condimentos:

  1. El maravilloso mundo de los condimentos
  2. El maravilloso mundo de los condimentos: la sal
  3. El maravilloso mundo de los condimentos: los ácidos
  4. El maravilloso mundo de los condimentos: los acres, la pimienta
  5. El maravilloso mundo de los condimentos: los acres, la mostaza
  6. El maravilloso mundo de los condimentos: los acres, el pimentón
  7. El maravilloso mundo de los condimentos: los aromáticos, las semillas

Post to Twitter Post to Facebook Post to Google Buzz Post to Yahoo Buzz Post to Delicious Post to Digg Post to MySpace

El maravilloso mundo de los condimentos: los acres, la pimienta

Tuesday, April 5th, 2011

Un acre son aproximadamente cuatro mil metros cuadrados. Además de eso, algo “acre” es algo picante, de sabor áspero y, por tanto, irritante. Los condimentos acres no son muy recomendables en gran cantidad ni para personas con el estómagos delicado. Pero, utilizados en su justa cantidad, son deliciosos e incluso imprescindibles para la elaboración de ciertos platos. Es el caso de la pimienta que, hoy en día, es un condimento casi universal.

Che Dorée estornudando por culpa de la pimientaEn este caso, yo no fui el descubridor de la pimienta, la baya del Piper nigrum, aunque seguro que fue algún descendiente mío oriundo de la India. ¡Lo noto en la sangre! Después la especia llegó a Grecia y, de ahí, a todo el mundo. Aunque a nadie debió de ocurrírsele plantar una semilla, porque los exploradores de nuevos mundos aún buscaban el grano en los siglos XV y XVI. Ahora hay grandes cultivos en Brasil, por ejemplo, pero los mayores productores siguen siendo mis amigos indios (casi un tercio de la producción mundial), junto con Vietnam e Indonesia. Envío un saludo al viejo Rahji Quang de Bảo Lộc, quien me enseñó todos los secretos de la pimienta.

Según el tratamiento que reciban, las pimientas más utilizadas son:

  • La pimienta negra es la que se recolecta sin estar completamente madura. Se seca, ennegrece y se arruga. Se utiliza en guisos, estofados, marinados y adobos. Tampoco puede faltar en grano, o parcialmente machacada, en algunos embutidos… ¿Qué sería de un salchichón o una butifarra sin pimienta? También se utiliza triturada para recubrir patés y quesos. Y cuando uno dice “salpimentar”, casi siempre utilizará sal y pimienta negra, que es la más extendida de todas.
  • La pimienta blanca se recolecta ya madura. Luego se macera con agua salada y se pela. Suele ser la sustituta de la pimienta negra en salsas blancas (como la bechamel) y se utiliza con pescados, arroces y verduras.
  • La pimienta verde es la que ha sido recolectada antes de madurar. De ahí el nombre: “verde”. Es menos picante que sus hermanas blanquinegras, incluso a veces se utiliza en postres. Esta pimienta suelen venir en salmuera o vinagre.

Hay otras “pimientas” que no proceden de la misma planta y, por tanto, no sé por qué han de compartir el denominativo, como la “pimienta de Jamaica” (Pimenta dicoica, muy utilizada en la cocina caribeña y mexicana), la “pimienta rosa” (Schinus terbinthifolius) o la pimienta roja (o de Cayena, género Capsicum, chile, ají o guindilla, para los amigos). Exquisitas todas ellas, pero necesitan un nombre nuevo para no confundir al novel.

PimientaCon otros condimentos soy más flexible, pero no con este. En Loto’s cultivamos nuestra propia pimienta. Un día os hablaré de mí y mi restaurante. Pero ahora, precisamente, tengo que pimentar levemente un foie de primera categoría con una pimienta fuera de categoría: la Pimienta Especial Che Dorée. Como siempre, os espero allí a todos los que sepáis apreciar la esencia, el meollo y centro indisputable del homo sapiens. Si en los últimos siglos el hombre ha venido a erigirse en el centro de la existencia (antropocentrismo), el buen alimento, como regocijo y como elemento nutricional, se está convirtiendo gradualmente en el centro del hombre (cocinoantropismo). Palabra de chef.

Toda la serie sobre condimentos:

  1. El maravilloso mundo de los condimentos
  2. El maravilloso mundo de los condimentos: la sal
  3. El maravilloso mundo de los condimentos: los ácidos
  4. El maravilloso mundo de los condimentos: los acres, la pimienta
  5. El maravilloso mundo de los condimentos: los acres, la mostaza
  6. El maravilloso mundo de los condimentos: los acres, el pimentón
  7. El maravilloso mundo de los condimentos: los aromáticos, las semillas

Post to Twitter Post to Facebook Post to Google Buzz Post to Yahoo Buzz Post to Delicious Post to Digg Post to MySpace

El maravilloso mundo de los condimentos: los ácidos

Wednesday, March 23rd, 2011

En mi cocina siempre hay dos condimentos ácidos imprescindibles: vinagre y limón. También limas, pero casi siempre limón.

Che Dorée y los condimentos ácidosRecuerdo cuando inventé el vinagre de manzana… ¡Qué tiempos aquellos! Mientras Fleming descubría la penicilina, yo hacía lo mío en mi cocina. Snif… Recuerdo que dejé el zumo de una compota de manzana en la alacena del Restaurante Poto’s (que era donde estaba yo de chef en aquellos tiempos). Y un tiempo más tarde, inadvertidamente, lo utilicé para aliñar una ensalada. ¡Delicioso!

Si queréis, podéis fabricar vinagre de otras frutas, cualquiera que contenga azúcares y sustancias capaces de fermentar, como la uva (que es el clásico vinagre de vino) o la frambuesa. Otros, copiando mis procedimientos, han logrado hacer vinagres de cereales, malta o arroz. Y, como siempre, también se puede aromatizar con hierbas (romero, tomillo, estragón o albahaca), fruta (frambuesa, manzana, plátano, naranja, piña o limón), azúcar o miel.

El vinagre intensifica y realza el sabor de los alimentos. Y también sirve como conservante, ya que es un medio ácido que dificulta el crecimiento de microorganismos sin destruir el alimento. Sobre todo en encurtidos (pepinillos, cebollitas, guindilla, zanahoria, remolacha, etc.).

El vinagre se utiliza fundamentalmente para aliñar verduras y pescados, y es imprescindible en la elaboración de salsas como la vinagreta y la mostaza.

También se puede cocinar con vinagre. No hace falta ni fuego ni nada. Así es como se escabechan o se marinan algunos alimentos, como los boquerones o bocartes y el atún. También se puede cocinar la carne con vinagre (sobre todo carnes blancas). El ácido acético del vinagre es quien cocina los alimentos, proceso que algunos llegan incluso a llamar “cocción”, aunque no es tal cosa.

Asimismo, puede utilizarse el limón en los marinados. En este caso, el cocinero del limón se llama ácido ascórbico (vitamina C). El limón es mandatorio en algunos marinados, como el mundialmente famoso cebiche (marinado de pescados y mariscos con diversos aditamentos como cebolla y cilantro).

Plántula de limonero en el vivero de Lloyd

El limón realza mucho el sabor del pescado blanco y es muy útil para corregir los sabores demasiado dulces.

Hoy veníamos a hablar de los condimentos ácidos, así que voy a abandonaros con una pregunta: ¿creéis que se puede marinar una carne con zumo de naranja, también rico en vitamina C? ¡Experimentad, muchachos!

Toda la serie sobre condimentos:

  1. El maravilloso mundo de los condimentos
  2. El maravilloso mundo de los condimentos: la sal
  3. El maravilloso mundo de los condimentos: los ácidos
  4. El maravilloso mundo de los condimentos: los acres, la pimienta
  5. El maravilloso mundo de los condimentos: los acres, la mostaza
  6. El maravilloso mundo de los condimentos: los acres, el pimentón
  7. El maravilloso mundo de los condimentos: los aromáticos, las semillas

Post to Twitter Post to Facebook Post to Google Buzz Post to Yahoo Buzz Post to Delicious Post to Digg Post to MySpace

El maravilloso mundo de los condimentos: la sal

Wednesday, March 16th, 2011

Che Dorée salando un bacalaoYa os hablé antes de la sal, también conocida como cloruro de sodio (NaCl). Es el condimento por excelencia, el más antiguo y universal. Utilizada como condimento, sirve para realzar el sabor del alimento, siempre y cuando no se nos vaya la mano…

La sal es un condimento barato y fácil de adquirir en cualquier lugar civiizado. Antiguamente sólo había sal fina y sal gorda. Luego surgieron otras necesidades y entonces fabriqué en mi laboratorio la primera sal en escamas y también sal rosa, cuando estuve en Kashmir. Luego me copiaron por todo el mundo y salieron burdas variantes, como los perdigones y flores de sal, la sal negra, etc.

Según su procedencia, hay distintos tipos de sal:

  • Sal de piedra o gema, que procede de la extracción de una roca mineral, como la sal rosa del Himalaya.
  • Sal marina, que se obtiene por evaporación de agua marina.
  • Sal de fuente, que proviene de la evaporación de aguas salinas.
  • Sales especiales, que son las sales a las que se añaden diferentes sustancias para hacer que tengan otras propiedades o para que, nutricionalmente, sean más completas. Por ejemplo, la sal yodada, fluorada, de apio, de ajo…

Ya hablamos de los otros usos de la sal: conservante (no sólo el cloruro de sodio, sino también el de magnesio, por ejemplo), dinero, medicamento, superstición (¡toco madera!). También se utilizan sales en spas y balnearios, para agua de baños, por sus propiedades medicinales. Se siente uno parte de una gran sopa. Os recomiendo que probéis las sales mentoladas en un buen baño de pies… Y otro uso típico es desparramar sal por el suelo para que no se haga hielo en los días inclementes de agua y frío.

¡Cuidadín! La sal en grandes cantidades es muy dañina para la fauna y la flora. Además, combate el hielo sólo en condiciones muy determinadas… Luego deja de ser efectiva. Aquí en Qilania, cuando hay riesgo de helada, utilizamos grava y paja. Funciona muy bien. Para grandes superficies, como las carreteras, hay otras alternativas más ecológicas, como apunta nuestro amigo el Cazatormentas Rey.

Ya sabéis, la sal al guiso, en su justa medida, ¡y a saborear!

Toda la serie sobre condimentos:

  1. El maravilloso mundo de los condimentos
  2. El maravilloso mundo de los condimentos: la sal
  3. El maravilloso mundo de los condimentos: los ácidos
  4. El maravilloso mundo de los condimentos: los acres, la pimienta
  5. El maravilloso mundo de los condimentos: los acres, la mostaza
  6. El maravilloso mundo de los condimentos: los acres, el pimentón
  7. El maravilloso mundo de los condimentos: los aromáticos, las semillas

Post to Twitter Post to Facebook Post to Google Buzz Post to Yahoo Buzz Post to Delicious Post to Digg Post to MySpace

El maravilloso mundo de los condimentos

Monday, February 14th, 2011

La Junta de Qilania me ha suplicado que os hable brevemente sobre el maravilloso mundo de los condimentos y las especias. No hace falta que me presente: soy Che Dorée, chef de Loto’s y cocinólogo de fama mundial.

Los condimentos sirven para sazonar la comida, realzar su aroma y su sabor, y darle distintos matices. Suelen ser bastante fuertes, así que hay que utilizarlos en su justa dosis si no quieres arruinar tu plato. Aunque a veces algún cazurro sin paladar abuse de la sal… ¡Me pone nervioso!

Los condimentos se han utilizado desde que el hombre es hombre y siempre han sido muy valorados, no sólo por su valor culinario (en la cocina), sino también para hacer perfumes (preguntadle a Frescca Farina), medicinas e incluso han jugado su papel en procesos de conservación de alimentos. Por ejemplo, la “salazón” (con sal, se entiende) era y sigue siendo hoy en día un proceso fundamental para la curación y conservación de algunos alimentos, como el bacalao, las anchoas o el jamón serrano. La sal también se utilizó para curar heridas y como moneda de cambio (¡igual que el oro!). Y los supersticiosos aún hoy arrojan un puñado de sal por la espalda para combatir la mala suerte… Yo, por ejemplo.

Algunos condimentos tenían una función muy importante: disimular los olores y sabores en ocasiones fuertes de ciertos alimentos. Antes no había neveras ni camiones frigoríficos, así que un buen chorro de limón sobre el pescado era algo muy útil para el comensal y su paladar. ¡Imagínate vivir en Cracovia en el siglo XII, a más de 500 kilómetros del mar, y comer una pescadilla que había viajado cinco días en carromato! Por eso me enfado a veces cuando le hago un encargo a alguien y tarda demasiado… ¡Me pongo nervioso! No es lo mismo el romero recién cortado que el romero cortado hace un rato… ¡Me cambia los sabores! Cada día y su circunstancia tiene su sabor: el día cálido de tormenta, la noche de frío glacial y calmoso en el pantano… Uf.

En Qilania, por ahora, sólo utilizamos condimentos de origen vegetal: semillas, raíces, hojas, flores, cortezas… Ahora hemos montado un laboratorio y vamos a idear algún método sencillo para crear condimentos de origen mineral (básicamente la sal, algunas sales minerales vía química, y alguna idea que tengo en mente y aún no puedo revelar). También se utilizan a modo de condimento sustancias de origen animal, como el queso y la grasa (en forma de manteca, por ejemplo). Mozzarella, parmesano, roquefort… El queso puede comerse consigo mismo o con pan, pero utilizado como condimento en ciertas creaciones culinarias… ¡Delicioso! ¡Delicatessen!

Ahora tengo que atender mis cazuelas. Otro día, si tengo tiempo, os contaré más cosas. A los que seáis dignos y tengáis apertura de mente, ¡os espero en Loto’s! Los demás, ni os molestéis en aparecer. Ciao.

Toda la serie sobre condimentos:

  1. El maravilloso mundo de los condimentos
  2. El maravilloso mundo de los condimentos: la sal
  3. El maravilloso mundo de los condimentos: los ácidos
  4. El maravilloso mundo de los condimentos: los acres, la pimienta
  5. El maravilloso mundo de los condimentos: los acres, la mostaza
  6. El maravilloso mundo de los condimentos: los acres, el pimentón
  7. El maravilloso mundo de los condimentos: los aromáticos, las semillas

Post to Twitter Post to Facebook Post to Google Buzz Post to Yahoo Buzz Post to Delicious Post to Digg Post to MySpace